Los maravillosos efectos de la compasión

28/05 – Diario Clarín. Link nota completa: http://www.clarin.com/buena-vida/ser-zen/neurociencia-compasion_0_1363663736.html

Ser Zen. Investigaciones del ámbito de las neurociencias están reportando actualmente que la compasión, entendida como la capacidad de acompañar el sufrimiento de nosotros mismos y de los demás, es fundamental para producir cambios en la salud y la calidad de vida.

Disentangling interoception: insights from focal strokes affecting the perception of external and internal milieus.

Autores: Couto B, Adolfi F, Sedeño L, Salles A, Canales-Johnson A, Alvarez-Abut P, Garcia-Cordero I, Pietto M, Bekinschtein T, Sigman M, Manes F, Ibanez A.

Front Psychol. 2015 May 1;6:503. doi: 10.3389/fpsyg.2015.00503. eCollection 2015.

En este trabajo con pacientes con lesiones cerebrales demostramos que la interocepción (la capacidad de detectar las señales del cuerpo) posee dos vías neuroanatómicas diferentes para las señales provenientes de los órganos internos (corazón y bronquios, situada en la insula) y para las provenientes de estímulos externos que impactan en el cuerpo (temperatura, dolor, olfato y gusto, situadas en regiones fronto-temporales). 

Para acceder al Link, por favor haga CLICK AQUÍ

El hombre más feliz del mundo

21/05 – Diario Clarín. Link nota completa: goo.gl/h0kfo8

Ser zen. Mathieu Ricard es biólogo molecular y monje budista, pero su título más honroso es “el hombre más feliz del mundo”. Su camino hacia la plenitud y la paz interior y su defensa de la felicidad.

Alzheimer antes de tiempo

27/03/15 | Revista Para Tí | Link nota completa: http://www.fineco.ferozo.com/?attachment_id=8381

“Se considera Alzheimer de inicio temprano cuando los síntomas de la enfermedad se manifiestan entre los 40 y 50 años de edad. (…). Hay que aclarar que son muy infrecuentes”. DR. PABLO RICHLY, jefe de la Clínica de Memoria y subdirector del Instituto Alzheimer de Fundación INECO.

 

Lo social pasa por el cerebro

27/03/15 | Revista Para Ti | Link nota completa: http://www.fineco.ferozo.com/?attachment_id=8378

“Hubo un cambio en la forma de abordar la mente humana. Antes se estudiaba todo lo medible hacia adentro del cráneo; pero en los últimos veinte años temas más complejos y rela-cionados con la cognición social, la interacción, el interés, la empatía o las emociones empezaron a ser investigados”, explica Lucas Sedeño, investigador del CONICET y especialista del Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias (LPEN) de la Fundación INECO

 

Facundo Manes, el éxito de las Neurociencias y Fundación INECO

27/03/2015 | Clase Ejecutiva

“En 2007 estaba creciendo mucho mi locura científica y la cantidad de pacientes, pero una cosa es crecer en ciencia y otra en los números. Y se sabe que la manera más segura de fundirse es con un médico, al menos eso siempre dice mi hermano(risas). Hubo dos cosas que nos llevaron a pensar que necesitábamos una fundación para que cubriera aquellos tres objetivos.

Primero, que uno de los chicos nuestros –Tristán Bekinschtein, que ahora está en Cambridge– ganó la beca Marie Curie, que es una de las mejores en ciencias en Europa y siempre se la llevaba la Universidad de Hong Kong o alguna estadounidense. Un día me llamaron de Bruselas para que explicara cómo era que una S.R.L. había dado lugar al científico ganador, porque nunca les había pasado tener que firmar contrato con una S.R.L. Segundo, me mandó un email Agustín Ibáñez, que hoy es el jefe del Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias de INECO. Estaba estudiando en Heidelberg, Alemania, y quería venir a trabajar con nosotros. ¡Imaginate lo que fue para mí que, dos años después de crear INECO, tuviera el pedido y la oportunidad de repatriar a un investigado argentino! Estaba muy contento, pero mi hermano me dijo: “Pará, nos estamos fundiendo. Tenemos que hacer una fundación porque, ya que no hacemos prácticas como operar, que dejan un margen mayor en la medicina, con la consulta no podemos financiar Harvard tampoco”. Por eso, otro mérito del proyecto es haber hecho la Fundación.”