Instituto de neurociencias y políticas públicas

Nuestra MISIÓN es aportar conocimientos científicos sobre la conducta humana para diseñar mejores políticas públicas y mejorar la calidad de vida de las personas.

 

Para mejorar los resultados de las políticas públicas, necesitamos una comprensión adecuada del comportamiento real de las personas a las que están dirigidas. Las Neurociencias y las Ciencias del Comportamiento pueden colaborar en el diseño de políticas e intervenciones
eficaces para resolver problemas relacionados con la salud, la educación, la pobreza, la justicia, el comportamiento ciudadano, el cuidado del medio ambiente, el ahorro y otras áreas relevantes de la sociedad.

 

Las políticas públicas tradicionales se basan en el supuesto de que las personas son actores racionales que procesan toda la información disponible, evalúan con cuidado los costos y los
beneficios, y seleccionan la mejor opción en base a un análisis exhaustivo.

Por el contrario, las teorías científicas del comportamiento humano real muestran que nuestras decisiones a menudo son automáticas, sesgadas y están fuertemente influidas por el contexto en que ocurren.

Para que las políticas públicas funcionen en forma adecuada y sean adoptadas en la práctica por las personas, las mismas deben reflejar y adaptarse a las características reales del comportamiento humano.

La enseñanza que se deriva de los behavioral insights (que podemos traducir como “hallazgos o lecciones del comportamiento”) es que si se presentan las opciones de forma fácil y accesible, en un formato atractivo, en el momento oportuno y en un contexto social, luego es más probable que las personas elijan las alternativas más ventajosas.

Para lograr ese fin, se utilizan los nudges (o “pequeños empujones”) que son intervenciones sencillas y eficientes sobre los procesos que conducen a la decisión para facilitar o promover la elección de opciones ventajosas para las personas. Los nudges buscan sortear los obstáculos que impiden a las personas tomar sus mejores decisiones.

Algunos nudges que se han utilizado y han evidenciado su eficacia son:

• Hacer los trámites y procedimientos más simples y accesibles (simplificación)
• Resaltar la información más importante (saliencia)
• Hacer que los resultados deseables ocurran por defecto (opciones por default)
• Utilizar recordatorios y avisos (reminders)
• Mostrar lo que hacen otras personas (normas sociales)
• Explicitar intenciones, planificar las acciones y formalizar compromisos con otras
personas.

 

La evidencia muestra que los conocimientos de las ciencias del comportamiento están contribuyendo a la reestructuración de las políticas públicas en el mundo.

 

Desde la experiencia del grupo pionero del Behavioural Insights Team en el gobierno británico, diferentes países de la UE han establecido equipos de expertos en ciencias del comportamiento para informar sus políticas públicas. En septiembre de 2015 el presidente Obama llamó explícitamente a todas las agencias de los EE. UU. a incorporar los conocimientos de las ciencias de la conducta y de las neurociencias en el desarrollo de sus políticas.

Más de 150 gobiernos en el mundo han aplicado procedimientos de esta clase. El Banco Mundial, la OCDE han publicado informes que enfatizan la importancia de identificar y abordar el componente comportamental en las políticas públicas. Junto con el BID, estamos trabajando desde Fundación INECO para aplicar los hallazgos de las ciencias del comportamiento en América Latina.

 

Las neurociencias ofrecen un gran potencial para diseñar nuevas intervenciones, más complejas y exhaustivas, con implicaciones profundas en diferentes etapas de la vida.

 

Mediante la comprensión de los mecanismos involucrados en la interacción entre el entorno, el cerebro y el comportamiento humano, las neurociencias pueden contribuir al entendimiento de los procesos cognitivos, afectivos y sociales que guían nuestras conductas y decisiones en sociedad.

 

Temas como el envejecimiento saludable, la creatividad y la innovación, el aprendizaje, la empatía y la cooperación, la interacción con las nuevas tecnologías y sus efectos sobre la cognición y la conducta, entre muchos otros tópicos socialmente relevantes, dependen del conocimiento que tenemos del cerebro.

 

Las neurociencias pueden aportar elementos clave para comprender los procesos cognitivos complejos que sustentan la producción y transmisión del conocimiento.

Entendemos que el conocer sobre el conocer es una tarea fundamental para aumentar la capacidad de nuestra sociedad de educar más y mejor, desarrollar ciencia y tecnología, instrumentar políticas públicas más eficaces y cambiar comportamientos para prevenir en salud, incrementar la cooperación social, reducir los conflictos y promover el bienestar humano.

 

El INPP está formado por un grupo de expertos provenientes de diferentes disciplinas con un interés común por la conducta humana y sus aplicaciones.

El Instituto es el resultado de un esfuerzo de Fundación INECO en convocar especialistas en investigación aplicada en neurociencias, psicología, economía del comportamiento, ciencias sociales y otras áreas del conocimiento relevantes para el diseño de políticas públicas.

El INPP se beneficia de la red de investigadores que Fundación INECO ha venido construyendo desde su creación y cuenta además con importantes vínculos con instituciones no gubernamentales, organismos internacionales, del sector público, y clientes interesados en la investigación aplicada en ciencias del comportamiento.

 

DIRECTORES ACADEMICOS

Dr. Sergio Berensztein

Dr. Agustín Ibáñez

Dr. Gastón Manes

Dr. Fernando Torrente

 

DIRECTOR EJECUTIVO

Dr. José María Ghio

 

  • Investigar

Desde el INPP estamos trabajando en diferentes proyectos sobre temáticas de interés social, como la violencia, la estimulación socio-afectiva en la primera infancia y el envejecimiento saludable, y la mejora de las prácticas en salud.

Como actividad destacada, la Fundación INECO en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se encuentra desarrollando un proyecto de cooperación regional que involucra a ministerios públicos de la Argentina, Chile y Uruguay para la aplicación de las ciencias del comportamiento a problemáticas de la infancia y la vejez.

 

  • Educar

El INPP desarrolla actividades de capacitación y divulgación en ciencias del comportamiento y neurociencias aplicadas a políticas públicas y temáticas de interés social. A través de jornadas, seminarios y talleres, el INPP busca llegar a diferentes públicos interesados en el ámbito gubernamental y no gubernamental para diseminar la aplicación de conocimientos científicos a las prácticas sociales.

 

  • Asesorar

El INPP lleva a cabo asesorías y consultorías específicas en lo referente al diseño, aplicación y evaluación de procedimientos basados en las ciencias del comportamiento para resolver problemas de interés social.

 

Simposio Internacional de Neurociencias

Cerebro y Sociedad
Colabore con su donación