Disentangling interoception: insights from focal strokes affecting the perception of external and internal milieus.

Autores: Couto B, Adolfi F, Sedeño L, Salles A, Canales-Johnson A, Alvarez-Abut P, Garcia-Cordero I, Pietto M, Bekinschtein T, Sigman M, Manes F, Ibanez A.

Front Psychol. 2015 May 1;6:503. doi: 10.3389/fpsyg.2015.00503. eCollection 2015.

En este trabajo con pacientes con lesiones cerebrales demostramos que la interocepción (la capacidad de detectar las señales del cuerpo) posee dos vías neuroanatómicas diferentes para las señales provenientes de los órganos internos (corazón y bronquios, situada en la insula) y para las provenientes de estímulos externos que impactan en el cuerpo (temperatura, dolor, olfato y gusto, situadas en regiones fronto-temporales). 

Para acceder al Link, por favor haga CLICK AQUÍ

Nuevo paper LPEN-Fundación INECO

AUDITORY FEEDBACK DIFFERENTIALLY MODULATES BEHAVIORAL AND NEURAL MARKERS OF OBJETIVE AND SUBJETIVE PERFORMANCE WHEN TAPPING TO YOUR HEARTBEAT.

Autores: Canales-Johnson A, Silva C, Huepe D, Rivera-Rei Á, Noreika V, Garcia MD, Silva W, Ciraolo C, Vaucheret E, Sedeño L, Couto B, Kargieman L, Baglivo F, Sigman M, Chennu S, Ibáñez A, Rodríguez E, Bekinschtein TA.

Cereb Cortex. 2015 Apr 21. pii: bhv076.

En este trabajo descubrimos que sólo algunas personas poseen la capacidad de aprender a detectar sus propias sus señales viscerales, en este caso, sus latidos cardíacos. Para esto, hicimos que los participantes intentaran seguir sus latidos cardíacos presionando un botón cada vez que pudieran sentirlos. Esta tarea la realizaron antes y después de facilitarles la escucha de sus latidos mediante un estetoscopio. Así, descubrimos que sólo aquellos participantes que mejoraron la capacidad de seguir su corazón presentaron un aumento de la actividad neuronal en la ínsula, una región cerebral vinculada al procesamiento de información cardíaca. También descubrimos que diversas áreas del cerebro trabajen coordinadamente cuando los participantes son capaces de darse cuenta de si aprendieron o no a seguir su corazón, pero esto no ocurre cuando no son capaces de darse cuenta si aprendieron o no. Esta tarea podría usarse en un futuro cercano para estudiar patologías como los trastornos de ansiedad en donde la capacidad de detección visceral se encuentra afectada.

¡Queremos felicitar a los autores de este nuevo paper, que ya se encuentra disponible en PubMed!

Instituto de Neurociencias y Derecho

El Instituto de Neurociencias y Derecho (INEDE) tiene por objeto establecer un diálogo entre las ciencias jurídicas y las neurociencias cuyos resultados, desde el punto de vista individual, mejorarán la calidad de vida de las personas, y desde la perspectiva social, mejorarán la calidad de las instituciones jurídicas. 
El cerebro es la estructura más compleja del universo y el derecho el instrumento más complejo de las relaciones sociales. Las neurociencias se ocupan de analizar cómo está organizado estructural y funcionalmente el cerebro. Las ciencias jurídicas se dedican a examinar cómo funciona la organización normativa de la sociedad, esa suerte de cerebro social. Entender de qué manera los diferentes elementos del cerebro interactúan, originan y condicionan la conducta humana es indispensable para un sistema jurídico cuya misión es, precisamente, regular las conductas de los seres humanos con la misión de asegurar una convivencia social, pacífica y próspera.
El cerebro y las regulaciones jurídico-políticas están íntimamente ligados, pues con el cerebro procesamos la información para una vida en sociedad regida por normas de derecho. Por eso las neurociencias y las ciencias jurídicas cruzan sus caminos y dan a luz un espacio común de saber.
El Instituto canaliza una reflexión conjunta y consensuada entre juristas y neurocientíficos para analizar de modo sistemático y crítico en qué ámbitos y en qué medida los estudios sobre el funcionamiento de los procesos mentales pueden ser utilizados válida y eficazmente para producir innovaciones en el sistema legal. Se trata de un debate que abre múltiples campos de investigación y que trasciende saberes y fronteras, puesto que la discusión sobre cerebro y derecho es necesariamente interdisciplinaria e internacional. La discusión está planteada y no puede ser ignorada. 
INEDE opera como una red de investigación y docencia para introducir a abogados, jueces y otros actores del sistema legal en los aportes de las neurociencias que son relevantes para el mundo del derecho. Se persigue reflejar en las doctrinas y prácticas legales el estado actual de la comprensión del funcionamiento de la mente, según los resultados que emergen de la investigación neurocientífica.

Laboratorio de Neurociencia Social y Educación

El Laboratorio de Neurociencia Social y Educación busca comprender las bases neurales que explican las complejas interacciones entre seres humanos, incluyendo funciones del "cerebro social" tales como la cognición moral, la empatía, la toma de decisiones y emociones sociales complejas. Para ello, se vale de estudios en poblaciones neurotípicas y en distintas condiciones clínicas de naturaleza neurológica y neuropsiquiátrica para abordar el cerebro con una visión holística. Se enfoca asimismo en el trasladando de los resultados al campo de la educación, trabajando bajo la premisa que una mejor comprensión del cerebro tiene un impacto positivo en el proceso de aprendizaje. 

Instituto de Neurociencias & Educación (INE)

El INE se propone desarrollar su labor sobre la base de cuatro pilares fundamentales que guían a cada uno de sus miembros: el trabajo interdisciplinario; la relevancia de los proyectos de investigación para la educación; la voluntad de compartir el conocimiento con colegas a nivel mundial; y la generación de conciencia sobre tópicos de neurociencias en la comunidad. A través de esta filosofía de trabajo, el INE se propone no sólo contribuir al avance de las neurociencias en el plano académico, sino trasladar también sus hallazgos al ámbito educativo, anhelando tener un impacto positivo sobre la forma en que se educa, se aprende y se comparte el conocimiento desde la primera infancia hasta la vida adulta. La formación científica de profesionales así como la concientización y educación a la comunidad, constituyen también valores centrales del INE.

Si está interesado/a en coordinar una capacitación a cargo del INE, por favor complete el formulario correspondiente haciendo click aquí.

Instituto de Traumatismo Encéfalo-Craneano (TEC)

El Traumatismo de cráneo es una de las consecuencias más frecuente de los accidentes automovilísticos. Se acompaña de lesiones cerebrales de diverso grado de severidad que producen cuadros deficitarios que pueden afectar tanto las funciones motoras como la conducta, las emociones y la capacidad intelectual de la persona lesionada.

Estos cambios impactan la vida social, familiar, laboral y académica de quien lo padece y su entorno cercano. Este es un hecho poco conocido no solamente por la población general sino también por la comunidad médica, esto trae como consecuencia la falta de atención adecuada para estos pacientes y sus familias que se ven afectadas por la discapacidad de su ser querido y la falta de respuestas a sus interrogantes y problemas.

En este contexto la Fundación Ineco crea el Instituto de Traumatismo de cráneo(TEC) con ambiciosos objetivos dirigidos a aumentar la conciencia de la sociedad acerca de las consecuencias del TEC y de la importancia del abordaje interdisciplinario del paciente y su familia y a fomentar la investigación en este campo de las neurociencias en pleno desarrollo.

El Instituto TEC ha creado una Comisión de Familiares de Pacientes con TEC que se propone llevar a cabo acciones para informar, asesorar, contener y acompañar a otros familiares que desafortunadamente se inician en el largo camino de la recuperación luego de un TEC.

Instituto de Investigaciones Cerebrovasculares

El accidente cerebrovascular o ACV es la primera causa de discapacidad y la segunda causa de muerte en Argentina y en el mundo.

¿Por qué algunas personas lo sufren siendo jóvenes? ¿Por qué algunos países como Argentina tienen más casos? 
¿Por qué tenemos más secuelas y mayor mortalidad? ¿Cuáles son los mecanismos que hacen que el corazón, en forma silenciosa, sea la causa de 1 de cada 3 ACVs? ¿Cómo impacta la enfermedad de las carótidas sobre el cerebro?

En el Instituto de Investigaciones Cerebrovasculares de la Fundación INECO hemos comenzado a develar estas incógnitas, lo que redundará en mejoras en las políticas de salud, en la calidad de atención médica y en un menor impacto de la enfermedad.

Nuestras principales líneas de investigación son:

Epidemiología Determinantes Socioeconómicos de la Enfermedad Cerebrovascular

La enfermedad cerebrovascular tiene un enorme impacto tanto a nivel de la salud pública como a nivel económico. Sus consecuencias son más graves en países de menos recursos. Aquellos con economías menos desarrolladas tienen mayor cantidad de ACVs, mayor mortalidad por enfermedad cerebrovascular y sus habitantes padecen la enfermedad cerebrovascular a edades más tempranas. Es urgente para Latinoamérica abordar este problema para la salud pública y las economías regionales.

La falta de información estadística confiable es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los países de Latinoamérica. Lamentablemente, Argentina no es una excepción. La escasez de datos nos impide pensar y desarrollar políticas de salud adecuadas para hacer frente a la enfermedad cerebrovascular.

El Dr. Luciano Sposato, Director del Instituto de Investigaciones Cerebrovasculares de la Fundación INECO, ha liderado importantes estudios que han arrojado luz sobre la relación entre el ACV y variables socioeconómicos como producto bruto interno, la inversión en salud y el desempleo en Latinoamérica y en el Mundo.

Fibrilación Auricular y ACV

La fibrilación auricular es una arritmia que predomina en personas mayores de 60 años y suele estar asociada a un mayor riesgo de ACV. El problema es que la mayor parte de estas arritmias no producen síntomas y son transitorias, por lo que las personas no las perciben. En nuestros estudios de pacientes con ACV, hemos detectado una frecuencia 8 veces mayor que la reportada históricamente gracias a la aplicación de sistemas de monitoreo electrocardiográfico continuo como lar telemetría. Además hemos identificado la fibrilación auricular en personas que son operadas de carótidas, lo que aumentaría su riesgo de sufrir complicaciones perioperatorias.

Enfermedad Carotídea y ACV

La enfermedad carotídea es responsable de aproximadamente un 10 a 15% de ACVs isquémicos en Argentina. En la actualidad existen pocas dudas en cuanto a la necesidad de operar (endarterectomía o más raramente angioplastia con stent) a un paciente que ha sufrido un ACV isquémico secundario a enfermedad carotídea severa. Lo que genera muchas más dudas es qué pacientes con enfermedad carotídea que nunca han sufrido un ataque cerebral o un accidente isquémico transitorio deben operarse. Sobre este interrogante, centramos la mayoría de nuestras investigaciones sobre las arterias carótidas.